Foro Asturias en Facebook Foro Asturias en Twitter Foro Asturias en Google Plus
Foro Asturias en Youtube Foro Asturias en Flickr Foro Asturias RSS

04/03/2013
Presentación del libro ‘Más Asturias, mejor España’
Álvarez-Cascos: “Enrique Álvarez Sostres e Isidro Martínez Oblanca han traspasado la puerta grande de la historia política de Asturias y de España”
    • Sostres: “Si FORO no existiese, Asturias lo inventaría otra vez”                        
    • Oblanca: “En Asturias se silencian los problemas. Este es un libro de rebeldía frente al silencio”
  • “Es triste que mientras en otras Comunidades se lucha y se sueña con grupos parlamentarios propios, algunos paisanos nuestros, desde la propia Asturias, infravaloren esta conquista histórica con el pretexto de que en las Cortes lo que importa es la cantidad y no la calidad”

  • “Para los partidarios de la vieja normalidad, capitaneados por La Nueva España, la rebeldía de nuestra joven formación, desde los gobiernos o desde las oposiciones, es una piedra en su zapato y un punto final a su negocio sanguijuela de contratos, subvenciones y publicidad públicos”

Intervención del Presidente de FORO, Francisco Álvarez-Cascos, en el acto de presentación del libro ‘Más Asturias, mejor España’, escrito por Enrique Álvarez Sostres e Isidro Martínez Oblanca:

 

“Señoras y señores:

 

Al cumplirse el segundo aniversario de nuestro nacimiento, me honro en presentar hoy en Oviedo el segundo libro editado por FORO, escrito al alimón por nuestros dos parlamentarios nacionales: Isidro Martínez Oblanca y Enrique Álvarez Sostres. No les desvelo ningún secreto si descubro que el libro contiene el relato fiel de sus intervenciones en las tribunas del Congreso y del Senado que los Diarios de Sesiones parlamentarias han ido reflejando.

 

En un país en que los parlamentarios de raza y de vocación escasean (fruto en buena parte de los deficientes planes de estudios y de la marginación de disciplinas como las expresiones oral o escrita), este libro atestigua que FORO propuso a la sociedad asturiana las candidaturas de dos auténticos parlamentarios, Isidro Martínez Oblanca y Enrique Álvarez Sostres, que no van a Madrid a apretar los botones que les ordenen sus jefes de bancada, primero porque son ellos mismos, y segundo porque a quien han de rendir cuentas es al pueblo asturiano, como hacen a diario informando cumplidamente de su trabajo, y como remachan en este libro que hoy presentamos, que es el testimonio del cumplimiento del programa de FORO, de sus propuestas, de sus reclamaciones, de sus reivindicaciones, de sus papeles de defensores de lo asturiano o de ‘moscas cojoneras’ de cuanto atente contra los intereses generales de nuestra querida tierra.

 

A la vista está que Isidro y Enrique, Enrique e Isidro, en su primer año de parlamentarios, han puesto el listón muy alto, incluso para quienes habiendo escuchado sus planteamientos en el hemiciclo y, pudiendo hacerlo, prefieren llevarles la contraria o no les hacen caso aunque Asturias salga perjudicada, porque en los, hasta ahora, dos grandes partidos –cada vez menos grandes porque juntos ya no alcanzan el 50 % de intención de voto, y cada vez menos nacionales porque son testimoniales en muchas Comunidades Autónomas– todo está precocinado por estrategias insolidarias y a menudo perversas, una de las cuales, como es evidente, incluye el ninguneo de Asturias y la degradación de nuestro Principado a un inmerecido Tercer Mundo; inmerecido tanto para Asturias como para cualquier otra comunidad de las que configuran el Estado español.

 

Nuestro diputado, Enrique Álvarez Sostres, y nuestro senador, Isidro Martínez Oblanca, han traspasado la puerta grande de la historia política de Asturias y de España como dos portavoces de un pequeño y alejado país de un millón de habitantes que, en el Parlamento nacional, no han ejercido, en expresión de Luis Carandell, de pasivos ‘culiparlantes’ sino que siempre han sabido estar –y lo seguirán– en la brecha de lo más complicado, en el tajo de lo más difícil, en la denuncia de lo que más quema y en el aliento a lo que alienta el bien común.

 

Hay otros diputados y senadores por Asturias de otros partidos, que merecen respeto personal pero que no ejercen de parlamentarios, sencillamente porque no parlan ni parlamentan, y que jamás podrían escribir un libro como este. Del mismo modo que no es lo mismo interpretar a la fuerza una partitura que ser libre para entonar un himno, no es lo mismo ver Asturias, a través de un telescopio, desde las calles Génova o Ferraz de Madrid, que pisar sus calles y sus caleyas, hablar con sus paisanos, andar por Asturias y sentirlo cada día y en libertad. Que no es lo mismo atenerse a los rigores de un pentagrama pactado en un equilibrio o en una componenda de intereses lejanos a Asturias que actuar por la espontánea, certera y apasionante inspiración del amor a tu tierra y a tus conciudadanos.

 

En nombre de FORO, y a través de las intervenciones de Oblanca y de Sostres, en el Congreso y en el Senado se habló de Asturias en el debate de investidura, en el debate del estado de la nación y en los debates sobre las cumbres europeas. Se habló de Asturias al hilo de las obligaciones de la estabilidad presupuestaria para denunciar el olvido de los deberes de la solidaridad interterritorial. Se habló de Asturias en los debates de los Presupuestos Generales del Estado y en los planes sobre rescates y recortes. Se habló de las infraestructuras de Asturias retrasadas o paralizadas como la Variante de Pajares, como las Autovías del Cantábrico y del Suroccidente. Se habló de los Fondos Mineros eliminados, de nuestras industrias básicas castigadas, de la desatención a nuestros sectores ganaderos o pesqueros, o del olvido del futuro para nuestros jóvenes. Se habló de educación, de cultura, del escándalo de la Fundación Niemeyer, o del servicio público de la televisión. Y seguirán hablando durante toda la legislatura, en nombre de FORO y de los asturianos.

 

Nunca unas voces asturianas se escucharon como ahora lo hacen las de FORO en el Congreso y en el Senado, gracias al trabajo de Isidro y Enrique, de Enrique e Isidro. Es llamativo, y es triste, que mientras en otras Comunidades Autónomas se lucha y se sueña con grupos parlamentarios propios, algunos paisanos nuestros, desde la propia Asturias, infravaloren esta conquista histórica con el pretexto de que en las Cortes Generales lo que importa es la cantidad y no la calidad; la confusa suma de los pactos y no la claridad a pecho descubierto en la lucha por evitar la decadencia de Asturias, por frenar la degradación del presente y por reconquistar el futuro.

 

En estos años, en Asturias, un grupo cada vez más reducido, pero más enriquecido, de depredadores del patrimonio cultural asturiano –en el sentido ilustrado y amplio del concepto de cultura– ocupó las cúspides del poder político, económico y social, con significativas terminales mediáticas a su servicio, mientras la inmensa mayoría de ciudadanos emprendedores, que veían reducidas sus oportunidades, estaba tomando conciencia de la necesidad de una acción regeneradora que devolviera el poder a la mayoría de la sociedad civil y comenzaba a generar acumuladores de bienestar para la mayoría de los asturianos. Asturias se convirtió un magnífico ejemplo de los políticos afanados en la gobernabilidad, es decir, de los políticos profesionales, atornillados eternamente a los escaños para renovarse a sí mismos en el gobierno y en la oposición, mientras hacían diariamente ‘cortes de manga’ a la solidaridad, cerrando los ojos a los problemas de despoblación, de estancamiento económico y de destrucción de empleo en un país que presenta cifras récord en los indicadores de la decadencia social y económica.

 

Una parte de la sociedad asturiana que no se resignó al triste papel de comparsa fue capaz de construir y convertir FORO en una turbina movida por la rebeldía social existente para transformarla en entusiasmo democrático ilusionante, que apuesta por la regeneración cívica, institucional, económica y cultural de la Asturias emergente, la de la mayoría silenciosa de los asturianos, orgullosa de su pasado, que se siente con fuerzas para salir del pozo en el que la han hundido unas políticas erráticas y un escandaloso reparto del poder derivado de apaños inadmisibles entre representantes de la vida pública, con rasgos impropios de la cultura democrática avanzada. Y puso en marcha ‘a tres turnos’ nuestra nueva sigla política, capaz de salir victoriosa en las primeras confrontaciones electorales y de abrir en un tiempo récord una página nueva en la pequeña gran historia de Asturias y de España, de la que este libro es un testimonio irrefutable.

 

En un tiempo de España en que lo que debería ser habitual es insólito, el hecho de que los dos parlamentarios de FORO lleven a las Cortes Generales la voz de nuestra tierra es una gran noticia, excepto para los partidarios de la vieja normalidad, capitaneados por La Nueva España, que la silencian y la manipulan sistemáticamente –-basta repasar lo publicado esta última semana sobre el debate del estado de la nación, sobre la Variante de Pajares o sobre la Fundación Niemeyer, para comprobar el daño que están infligiendo a Asturias– porque, para ellos, la rebeldía de nuestra joven formación, desde los gobiernos o desde las oposiciones, es una piedra en su zapato y un punto final a su negocio sanguijuela de contratos, subvenciones y publicidad públicos. Este libro también contribuirá a desenmascarar a estos grandes enemigos del progreso de Asturias.

 

En este punto quiero expresar públicamente mi solidaridad y la de todo FORO con nuestro compañero y concejal en Tapia, Guzmán Fernández, a quien la edición digital de La Nueva España de Occidente dedicó la semana pasada, enmascarado en una Carta de un lector a la Directora, un indecente ataque personal, en el marco de la escalada diaria de producción de basura, que incluye la difamación, cuando no la calumnia, como método de descrédito personal y de destrucción política de FORO, y que responde fielmente la ética profesional de su editor.

 

Los lectores que se acerquen a este libro descubrirán, si no los conocían, o comprobarán, si ya los conocen, que Oblanca y Sostres piensan y construyen sus discursos. No son meros locutores de papeles que redactan otros. Detrás de todas sus intervenciones, tasadas en el tiempo por las reglas del juego parlamentario, hay muchas horas de estudio y de elaboración en soledad. Una soledad que tiene doble valor, porque de una parte Enrique e Isidro las preparan para expresar lo que ellos mismos piensan y sienten, pero por otro lado demuestran el compromiso ético que asumen de representar a todos los que depositaron la confianza en ellos, lo que les obliga a sentirse partícipes de una labor de equipo, y a pensar en los demás.

 

Querido Enrique, querido Isidro, como presentador os doy la enhorabuena por la iniciativa de este libro y os doy las gracias por el trabajo que estáis realizando para cambiar Asturias, y sacarla de la decadencia en que otros la están sumiendo. Y mucho ánimo para seguir adelante. Como Presidente de FORO, también os aliento desde la convicción de que no estáis predicando en el desierto, sino que estáis trabajando en los cimientos de un tiempo nuevo y mejor para nuestra querida Asturias.

 

A Vds., señoras y señores, a vosotros, amigos y amigas, muchas gracias por vuestra presencia, muchas gracias por vuestra complicidad, muchas gracias por creer, contra viento y marea, en nosotros mismos y en la singladura en que nos hemos alistado apasionadamente”.

 

 

Intervención del diputado de FORO, Enrique Álvarez Sostres:

 

"Sr. Presidente, señoras y señores, compañeros de FORO

Muchísimas gracias a todos por vuestra compañía en este acto de FORO, que trata de trasladar en esta nueva ocasión unas fotografías de la realidad política social y económica de Asturias y de España. Les hemos invitado a una sesión de reflexión sobre lo que más nos importa, que es nuestro escenario de vida.

Mucho se me ocurre por las anteriores, brillantes y sugerentes intervenciones Quizás ya es hora, Presidente, de que estos actos puedan ser interactivos por su gran interés. Nos acerca a todos. Gracias por tus palabras que son más que un exordio.

 Cuando, hace ya 14 meses, FORO obtuvo representación en el Congreso de los Diputados, me entraron muchas dudas sobre lo que podía significar nuestro partido en los trabajos y debates de esta Cámara. ¿Qué podía aportar un diputado entre los 350 conformados en 7 grupos parlamentarios, con uno de ellos, el PP, con 185 diputados, es decir holgada mayoría absoluta, y el otro mayoritario, el PSOE, con 110 diputados? Tuve un momento de debilidad cuando el primer día me encontré adscrito a un grupo mixto de 18 diputados de 8 formaciones políticas, desde los nacionalistas radicales de Amaiur hasta los socios de UPN con el PP, pasando por nacionalistas de ERC, canarios, gallegos, Geroa Bai, y Compromìs.

Pensé, mientras me citaba el portavoz del grupo mixto, que era de Amaiur, en el problema universal de la individualidad y su fortaleza, tratada por filósofos, tratadistas políticos, literatos, pastores de las iglesias y demás intelectuales. Repensé y releí aquellos pensamientos tan revolucionarios sobre nuestra cultura occidental, del filosofo F. Nietzsche: “El individuo ha luchado para no ser absorbido por la tribu. Si lo intentas estarás solo y a veces poco asistido. Pero ningún precio es demasiado, por el privilegio de ser uno mismo”. Qué luz más luminosa nos aporta el filósofo quizás más moralista y crítico de la cultura occidental.

 La pasada semana en una reunión de la Comisión Directiva regional de mi partido, que por cierto, es bueno que se sepa de manera pública, que cada vez se debaten en profundidad temas políticos de mayor entidad para la sociedad y menos en asuntos de lavadero, se situó también en esa corriente de reflexión nuestro Presidente Cascos, al hablar de la orgullosa soledad que a veces, un partido como FORO, que surgió de la rebeldía política y del orgullo de la emancipación de lo que es rutina inmoral, se ve impulsado a protagonizar, entre chanzas y displicencias de los que ven peligrar su sillón de molicie o su impunidad ética y, en algún caso, su traslado al campo judicial.

 No nos debe preocupar ni dar miedo la responsabilidad contraída ante Asturias. En estos 14 meses, he experimentado la sensación de individualidad, pero también la de un componente de grupo que tienen claro que “No somos lo mismo”. Que nuestro mayor y único emblema es el interés de Asturias y que solo nos justifica el éxito de una Asturias mejor. El camino, ya vamos conociendo de qué trampas y obstáculos se llena y que a veces nos transforma en previsores, muy sensibles y en ocasiones ingenuamente audaces.

No hace muchas fechas, con ocasión de un gran debate en el que había ciertas dosis de tensión, se me ocurrió pedirle al diputado vecino, Sabino Cuadra, significado miembro de Amaiur, una hoja de papel pero “Sabino, recuerda, le dije, que no lleve el membrete de ETA”. Quizás era un elemento de cordial individualidad, que tuvo un efecto relajante en el grupo.

Este libro que hoy se presenta en vuestra compañía, compendia expresamente todos los momentos de espléndida individualidad. La mía y la de mi compañero y amigo Isidro Oblanca. Quizás el hombre que más sabe de qué pasta están hechos nuestros hombres y mujeres en Gijón. Isidro el bueno, el entrevistador de gladiadores de FORO en Gijón (Por cierto... ¡¡qué buen ojo tuvo o tuvieron los ojeadores fundadores para intuir los valores que conectan con la ciudadanía!!). El hombre que siempre tiene un momento de claridad política y humana. Para mí, es un privilegio compartir contigo la representación política en las Cortes y en estas páginas.

No seré yo quien os atormente con una exégesis de nuestros discursos e intervenciones políticas. Atormentaros solos, si queréis, con su lectura y análisis. Pero me voy a tomar vuestro permiso para adelantaros qué significan nuestros discursos y sobre todo qué representan políticamente. En primer lugar, definen el valor de la representación de un partido político cuyo objetivo era, y es, la aportación de una nueva manera de concebir la propia representación.

El senador y yo representamos un mismo espíritu. Sabemos de nuestras respectivas iniciativas en sus objetivos políticos que contrastamos y concertamos. Sabemos de nuestro concepto limpio de la complementariedad, para trasladar nuestras posiciones y reflexiones en ambas pistas de actuación: Congreso y Senado. Vamos por el mismo camino de representación y comulgamos en lo que hacemos y por qué lo hacemos.

No intenten ver estos perfiles y maneras en otro partido político regional o nacional. Les aseguro que no existe. Cada mochuelo está en su olivo. Pero permítanme decirles a modo de digresión, que el concepto representativo de dos -que no quiero llamar diarquía- no es original. Ya lo conocemos en los dos reyes de Esparta, los dos reyes de Roma, los dos cónsules de la Roma republicana, también los dos pastores de los mormones y otras agrupaciones religiosas; los sofistas griegos iban por parejas y ahora la ciudadanía la ha concretado con sus votos en FORO. Pero es ya seguro que está pensando en aumentar la plantilla porque el trabajo lo demanda.

En segundo lugar, esto es “una responsable rendición de cuentas ‘in itinere’ y por escrito”. Queremos que los militantes, los electores que han confiado en FORO y todos los ciudadanos, puedan comprobar analíticamente y críticamente si en FORO estamos cumpliendo o no con nuestros compromisos electorales y nuestros compromisos fundacionales. Y lo vamos a seguir haciendo hasta que pidamos nuevamente la confianza.

Rendimos cuentas de si llevamos los problemas de Asturias a Madrid. Si ayudamos en los grandes temas del Estado. Si movemos el espíritu del Gobierno en la consideración de que deben ser solidarios con Asturias por su declive. Si denunciamos críticamente la política de discriminación económica, de la eliminación del sector minero, del sector industrial, del sector de equipamientos militares, del sector viario y de ferrocarril, del sector agrícola y ganadero. Porque a lo largo de este libro podrán rastrear los grandes problemas que nos atenazan y nos lastran.

En tercer lugar, podrán evidenciarse con documentos en la mano que están reflejados en los diarios de sesiones de ambas cámaras y que no están por tanto novelados, cómo actúan los ministros del Gobierno con Asturias y con España Qué dice el PP que apoya a este Gobierno sobre los asuntos de Asturias y de España. Qué dice el PSOE allá sobre los asuntos de Asturias y de España. Qué responsabilidad directa tienen y han tenido en el declive de esta tierra.

¿Por qué el PP nacional prima los intereses del PP de Asturias, por encima de la propia Asturias cuyos intereses le importan un higo? ¿Alguien ha visto a los diputados asturianos del PP en el Congreso o en el Senado plantar cara, o al menos inquirir al Gobierno de Rajoy, en materia de retrasos de la alta velocidad; de las autovías de La Espina o A8, del cierre de minas, del cierre de Santa Bárbara de Trubia, críticas a la reforma educativa y sus graves incumplimientos? Yo, en 14 meses, juro que no.

Algún día algún joven investigador tendrá que recurrir a esta fuente historiográfica para tener una opinión de la historia de Asturias y de España del periodo 2011-2015, desde unas fuentes directas, primarias y secundarias. Y precisamente este cuarto punto va sorprender al investigador, cuando combinando varias fuentes primarias, como discursos del Presidente, de nuestros parlamentarios regionales, de nuestros alcaldes y concejales, de nosotros mismos; o secundarias, de articulistas críticos, de periodistas de toda opinión, llegue a la pregunta que probablemente se hará: “¿Siendo el PP Y FORO dos fuerzas que aglutinan al centro derecha de Asturias, tienen puntos en común?  Le contesto ya claramente: Sí los tenemos. Jugamos en la misma liga política. Pero uno mira hacia los lugares altos de la clasificación y otro hacia abajo. Su problema es el descenso de categoría y desaparecer por las deudas sociales y políticas. Eso sí, desde la presidencia se invita a los militantes de FORO que “por un desliz se fueron del PP” a descender de nuevo a los infiernos destructores de ilusiones. “Ido el conejo te doy el consejo”, reza el antiguo proverbio.

 Se les olvida que ellos promovieron, votando juntos con el PSOE, que éstos volviesen al gobierno de Asturias. ¿Cómo explican a los asturianos de todo el espectro político, que FORO haya presentado durante los dos últimos presupuestos generales en el Congreso y Senado, más de 70 enmiendas sobre Asturias y no se haya aceptado ninguna, ninguna, señores. De ninguna cantidad. Y para más escarnio no han presentado los diputados del PP de Asturias ninguna propia, señores ¿A qué se refieren con la unión del centro derecha?

Solo le importaba e importa que FORO desaparezca. Asturias es un simple lugar de residencia en el mejor de los casos, o su empleo de subsistencia y más que de subsistencia. No han entendido nada. Ni por qué nació FORO, ni por qué existe FORO, ni por qué corren grave peligro de ser corriente marginal y testimonial del PP nacional. Si FORO no existiese, Asturias lo inventaría otra vez.

A la pregunta ¿y qué papel juega el otro partido mayoritario que nuclea el centro izquierda y que hoy por hoy se sigue llamando PSOE? Recoge una amplia tradición de convergencia de intereses con la gran patronal, que se agrupa en torno a FADE y los grandes sindicatos de clase; ampliable según los casos con grandes empresarios no alineados, o mejor solo alineados en torno a su cuenta de resultados y los apoyos mediáticos de cierta prensa regional, que se infiltra con silencios o noticias manipuladas, en lo más variado de nuestra sociedad. A este cártel de la mercancía llamada PODER y monopolio del BOPA -aquí está la singularidad regional que explica los últimos años de la vida política , económica, sindical e institucional- ha pertenecido y pertenece, por intereses de empresa, el PP de Asturias, que dice que se renueva en su plantilla con los mismos jugadores artífices del descenso y con el slogan de campaña de fichajes: Foristas de Asturias agrupemos el centro derecha desde nuestra arenga propia: “Aquí nos las den todas, somos los verdaderos y auténticos representantes del centro derecha de Asturias”.

¿Y qué dicen los cronistas y periodistas coetáneos sobre estos años, en torno a la desaparición del bipartidismo en Asturias y a su pasiva actuación? Aquí el joven investigador va tener que multiplicar sus lecturas de las fuentes, para entender informaciones contradictorias de periódicos, radios, televisión y ámbitos de internet.

Como muestra un botón del día 28 del mes pasado. La noticia de agencia o de El Comercio firmada por Aida Collado es: “El PP limita su compromiso con la variante a licitar el montaje de vías y suministros”, contestando a la propuesta de resolución presentada por FORO en el debate de la Nación, y sigue: “FORO rechazó también la enmienda socialista por insistir en el ancho ibérico”.

La misma noticia a la propuesta de resolución presentada por FORO, en La Nueva España firmada por J. A. O., es “FORO rechaza en el Congreso una enmienda del PP para licitar ya las vías de la variante”. La autoría de la resolución por parte de FORO en segundo y confuso término. Nosotros “rechazamos”. Está servida la manipulación.

Voy a darle un consejo de veterano profesor de Historia: Recurre, joven amigo, al continuismo histórico de las fuentes. Si compruebas que la manipulación y desinformación es crónica y estructural, la democracia en Asturias está enferma. Pero te doy la enhorabuena. Tienes un nuevo trabajo de investigación en perspectiva sobre la deontología profesional y la ética periodística, a través del tratamiento de la información limpia y veraz al ciudadano. También tienes la posibilidad de abrir otra línea de investigación sobre las conductas humanas en el ámbito directivo profesional y sus patologías, como elemento desintegrante de las organizaciones empresariales en los medios de comunicación.

Acaso también puedas recurrir a las fuentes históricas que tratan los movimientos fascistas en el mundo, para contrastar las políticas informativas de algún medio de comunicación del momento y localización geográfica y su intento de manipulación de la voluntad popular, a través de la adulteración informativa intencionada que precede a la desaparición de la propia democracia real. Vas a tener para elegir varias líneas de actuación. Me alegro en todo caso de ayudar a nuestro joven investigador.

No me extiendo más. Muchos de vosotros estaréis pensando que hace un año desaprovechamos una oportunidad de cambio. Yo os contestaría que oportunidad es cuando tienes el poder de aprovecharla, sino no lo es. Pero tened en cuenta, que, como en el tenis y en el frontón, hay un segundo saque y la existencia siempre produce un amanecer de retorno. Ojalá estas páginas puedan servir, en una pequeña medida, para adornar nuestra confianza.

Pero también tengo claro que Asturias como colectividad tiene que reaccionar. Asturias somos todos, no solo los representantes políticos. Es preciso alzar nuestra voz y decir que “no estamos dispuestos a ser un pueblo fantasma y detenido en su historia”, como describía A. Toynbee al pueblo esquimal. “Los pueblos mueren por suicidio conformista no por asesinato”.

 Les he descrito las conclusiones que pueden ser extraídas de este compendio de iniciativas parlamentarias. Pero seguro que Uds. serán más exhaustivos y objetivos en su propio análisis, porque lo importante no lo que yo o Isidro hayamos dicho, sino lo que Ud. entienda y concluya. Muchas gracias Presidente. Muchas gracias a todos".

 

Intervención del senador de FORO, Isidro Martínez Oblanca:

 

"Buenos días

Gracias a todos por acudir a la presentación del libro que hemos escrito Enrique Álvarez Sostres y yo y que lleva el prólogo de nuestro Presidente.

Mañana se cumplen dos años desde que FORO celebró su Congreso Constituyente. Este ha sido un periodo muy intenso en el que las vidas personales de algunos de los que estamos en FORO y, desde luego, las de los tres que estamos aquí han cambiado mucho.

         También ha cambiado –y mucho– la vida política asturiana porque la irrupción de FORO ha supuesto la  entrada de mucha gente nueva para la vida parlamentaria y para los ayuntamientos. Tenemos una importante presencia en el parlamento autonómico, alcaldes, alcaldesas y concejales en ayuntamientos. Ciudades tan importantes como Gijón o Siero están gobernadas por FORO –muchas gracias a Carmen Moriyón y a Eduardo Martínez llosa por acompañarnos esta mañana– y lo hacen, además, con concejales sin experiencia que tienen que afrontar y resolver las secuelas gravísimas de las malas artes con las que partido socialista e izquierda unida han zarandeado la vida política asturiana durante décadas.

Tenemos un partido con doce mil militantes, muchos de ellos personas que jamás habían militado anteriormente en un partido político. En estos dos años hemos ido sorteando obstáculos y conseguido logros impensables en un partido tan joven. Proporcionamos muchas caras nuevas y también recuperamos algunos veteranos en las lides representativas, como es mi caso.

Aportamos y apostamos por una nueva forma de defender Asturias en las instituciones públicas, con firmeza y sin regateos. Rescatamos viejas y entrañables fórmulas de divulgar lo que hacemos. En plena era digital –que nosotros también cultivamos– hoy, dentro de ese estilo propio y genuino de FORO, tenemos el placer de presentar un libro que, en dos años, es el segundo de los editados por el partido. El primero es el titulado ‘Gobernanza a tres turnos’, que es para todos nosotros un libro permanente de consulta.

Este segundo libro de FORO recopila el trabajo realizado por FORO en las Cortes Generales durante nuestro primer año de presencia allí. Pero, sobre todo, este es un libro de rebeldía frente al silencio.

Los médicos curan en función de los signos y síntomas que aquejan a un paciente. Si un enfermo acude a su médico y oculta los signos de su enfermedad es imposible que el médico le cure. Imposible. Es imposible que Asturias se cure de sus males si se utiliza la mordaza, la manipulación o la mentira para ocultar camuflar o esconder la situación. El silencio les irá bien a los sepultureros y nosotros en FORO no vamos a permitir que esta región se desangre.

Aquí en Asturias se silencian los problemas. Se pone sordina a lo que está pasando y la consecuencia la tenemos en 110.000 parados, la amenaza sobre el empleo de miles de personas y la resignación, como si los asturianos hubiésemos asumido y sucumbido al papel secundario que nos han asignado los gobiernos de España, antes presidido por Zapatero y ahora por Rajoy.

Un silencio que es la causa principal de esta terrible lacra que padece Asturias llamada “decadencia” y que nos ha arrastrado, a fecha actualizada, a ser la Comunidad Autónoma Española con el mayor incremento de parados en 2012 y, un año más, la de la tasa de población activa más baja. Tenemos el dudoso honor de tener el menor número de personas que trabajan o buscan trabajo. No es que no lo necesitemos: es que se han destruido miles y miles de puestos de trabajo.

Nuestros jóvenes llevan emigrando desde hace algunos años y como se trataba de negar la realidad, se dijo que eso era una “leyenda urbana”. Lo dijo el mismísimo presidente socialista del Principado y lo aseveró el responsable de la FSA que hoy es presidente del Principado.

Aquí se silencia todo: Se silencia que -entre unos y otros- nos hayan quitado los fondos mineros, rompiendo unilateralmente los acuerdos firmados para compensar el cierre de pozos y explotaciones, ceder miles de puestos de trabajo y renunciar a varios millones de toneladas de carbón.

Se silencia que en otras Comunidades se aplican los criterios de solidaridad y equilibrio entre territorios de España y se aprueban –con buen criterio- las subvenciones al transporte aéreo en Canarias, se facilita el acceso al PER en Andalucía, mientras que aquí en Asturias se nos niegan ayudas y se incumple sistemáticamente la Constitución.

Se pone sordina a nuestra legítima aspiración de tener buenas comunicaciones que pongan fin al aislamiento. La última moda consiste en entrevistar a presuntos especialistas que nos cuentan lo malísimo que es la Alta Velocidad ferroviaria. Y nos lo están contando el mismo día que se inaugura el AVE entre Barcelona-Girona-Figueres cuyas obras comenzaron al mismo tiempo que la Variante de Pajares.

Hay silencio también en el ‘caso Riopedre’ o ‘caso Marea’. Comenzando por sus principales responsables que, cuando gobernaban, tenían la lengua muy suelta hasta el punto de que una de las personas imputadas era la portavoz. Por cierto, tras pronunciar en 2009  Álvarez-Cascos aquel inolvidable discurso en el Teatro Palacio Valdés con motivo de las distinciones de ‘Sabugo ¡Tente firme¡’, la señora Migoya le negó la capacidad de criticar al gobierno “porque no estaba en política”.

Hay mudez para explicar que han desaparecido más de 500.000 toneladas de carbón, que vienen a ser algo así como veinte mil camiones. De los grandes.

Ni una palabra de la ‘trama carbonera’. Tampoco una sola palabra de la ‘trama jamonera’ de cohecho impropio que afecta a más de 300 cargos públicos, entre ellos el hoy presidente del Principado.

Ponen sordina cuando recriminan a los trabajadores de la fábrica de armas de La Vega que «no se puede armar una escandalera por desplazarse diez minutos» o cuando se justifican diciendo que la marcha de la compañía Ryanair de Asturias "no es una catástrofe", que “peor sería que cerrara ALSA”. Y tan anchos. Y tan panchos.

Ni una palabra del estropicio en la Caja de Ahorros, ni sobre los grandes problemas de Asturias.

Y cuando se plantean en el Parlamento Regional, el presidente del Consejo de Gobierno no sabe, no contesta o no aparece.

Este es un libro que hubiese sido innecesario si no fuese porque toda una prolija tarea de iniciativas de control, preguntas, mociones, proposiciones no de ley e intervenciones ha sido silenciada.

Me voy a referir a mi actividad en el Senado que es lo que se cuenta en la segunda parte del libro. Soy senador por designación autonómica, cargo que agradezco a la confianza del presidente, de la Comisión Directiva y de los diputados de FORO en la Junta General del Principado que me votaron por partida doble en julio de 2011 y en mayo de 2012.

Cojan ustedes a los que han sido senadores por designación autonómica en Asturias y me cabe la satisfacción de señalar que en un año, 2012, en nombre de FORO,  he formulado en el Senado más iniciativas sobre Asturias que el resto de senadores asturianos juntos en estos últimos veinticinco años.

Cojan ustedes a los que han sido senadores por designación autonómica y comparen. Los datos son públicos y están colgados en la web institucional. Repito: en un año, con un solo senador, FORO ha promovido más iniciativas sobre Asturias que el total de senadores autonómicos asturianos juntos, incluido el actual presidente del Principado que durante once años también fue senador por designación autonómica y donde es muy difícil seguir su rastro parlamentario.

Ya sé que esto sorprenderá a muchos. Yo también me sorprendo cuando no veo que nuestras iniciativas no tienen eco informativo. Y no es que no informemos de lo que hacemos allí. Nuestros compañeros de Comunicación envían inmediatamente la nota informativa y mi teléfono esta siempre operativo. Porque yo no pido que me aplaudan, ni me quejo porque me critiquen. Yo me rebelo como asturiano de que me silencien porque al hacerlo están silenciando los problemas de Asturias.

Por eso este libro es un libro de rebeldía frente al silencio en el que mostramos y demostramos con el Diario de Sesiones lo que hemos hecho en nuestro primer año de presencia en las Cortes Generales.

Me gustaría contar una pequeña anécdota que demuestra cómo se las gastan algunos para tratar de silenciar o de aplastar lo que otros promovemos en defensa de nuestra tierra. Lo primero que hicimos Enrique Sostres y yo en esta Legislatura fue plantarnos en el Ministerio de Industria y preguntar por el Ministro.

-“No está”, nos dijeron.

-“Mire queríamos dejar esta documentación”.

Y le dejamos la copia de los expedientes con los convenios que estaban a punto de caducar de los Fondos Mineros y que suponían unas inversiones muy necesarias para muchos municipios de nuestras Cuencas.

Y cuando a continuación fuimos al Congreso a la Sesión de Apertura de la X Legislatura y saludamos al Ministro de Industria y al de Hacienda indicándoles la necesidad de aprobar unos expedientes tan importantes para Asturias. Y cuando, la noticia salió al día siguiente en Asturias, desde el Partido Popular se nos tachó de “Asaltaescaños”.

¿Saben ustedes quién fue el autor de la originalidad? Pues el mismo que estos días desde Avilés imparte lecciones magistrales sobre lo que es la ‘vocación política’. Toda su vida viviendo de la política, precisamente este prodigio que irradia vocaciones entre sus familiares próximos y les hace concejales.

En el PP de Mariano Rajoy y de Mercedes Fernández, mucho hablar de los chiringuitos, del sobrepeso y del exceso de grasa en el sector público, pero al político vocacional avilesino lo tenemos recién amarrado a una entidad estatal, supongo que como retribución por ser uno de los artífices de la prórroga presupuestaria PPSOE para bloquear la acción de gobierno autonómico de FORO.

Y éste que vive del exceso de grasa en el sector público es el que alardea de haberse quitado de encima los activos tóxicos. Este es el gran servidor que descalifica llamándonos “asaltaescaños” a los que defendemos Asturias en las Cortes pero no se corta para hacer el abordaje de todo lo que se le ponga por delante con tal de seguir beneficiándose de lo público.

 

Me gustaría hablar ahora de Enrique Alvarez Sostres, mi colega en el Congreso de los Diputados y coautor del libro. Lo primero que quiero decir es que yo conocí a Enrique Sostres el 2 de enero de 2011 en La Campana. Es verdad que militamos juntos en el Partido Popular, pero yo no lo conocía personalmente. En los últimos meses de 2010 hablamos por teléfono con ocasión de la Plataforma “Los militantes pedimos la palabra” que reunió miles de firmas en apoyo de la candidatura de Álvarez-Cascos, pero no nos conocíamos.

Enrique no lo tiene nada fácil en el Congreso de los Diputados y, sin embargo como podéis ver en el libro, ha demostrado ser un parlamentario brillante. Sostres lo sabe todo de Educación. Sabe, seguro, más de Educación que este ministro y que el anterior y que el anterior. Pero también ha demostrado estar a la altura en todos los debates en los que ha tenido la oportunidad de participar. Con un hándicap: está en un Grupo Mixto muy numeroso en el que hay tiros y puñaladas por conseguir tiempo de intervención y cupo de iniciativa.

Es una pena que Sostres no disponga de más tiempo porque le impide soltar toda la dosis de buen humor que lleva siempre encima. En todo caso quiero recalcar que su comportamiento me resulta ejemplar y un modelo a seguir.

Finalmente me gustaría señalar que este libro está dedicado a todos nuestros compañeros de FORO porque todo el trabajo que se relata en sus 320 páginas es producto de lo que leemos, escuchamos y debatimos en nuestro partido. Aquí no hay margen para la improvisación y detrás de nuestra tarea en el Congreso y en el Senado, como en la del Parlamento regional, hay un trabajo  de mucha gente.

Veo por aquí a diputados autonómicos, a miembros de la directiva, a concejales y a afiliados muy participativos. Cuando leais el libro, es muy posible que os suene como propia la letra de algunos párrafos que estáis leyendo, o de iniciativas que han surgido de debates y de propuestas que son vuestras.

Esto no hubiese sido posible sin vuestro entusiasmo y vuestras ganas, pero tampoco hubiese sido posible sin un presidente que vive con intensidad la política y que es un enorme conocedor de la Administración y de los tiempos.

Naturalmente, me siento un privilegiado por ser senador y también por haber puesto mi pequeño granito en la construcción de FORO. Pero me siento, sobre todo, muy privilegiado porque para quienes nos gusta la política, es un placer enorme estar bajo las indicaciones de una persona como Álvarez-Cascos al que, como asturiano, nunca le agradeceré suficientemente el sacrificio personal y familiar por sacar adelante esta tierra maltratada.

Muchas gracias".

 

Etiquetas:

Compartir noticia por email
Imprimir noticia

Juntas Locales

Agenda
Agenda Cascos
Más Asturias 2014 Más Asturias 2014 Más Asturias 2013 Más Asturias 2012 Gobernanza a Tres Turnos Rebeldes con Causa Salir a Flote
El Hormiguero. Último número
Búsqueda Avanzada


C/ Pepe Cosmen Nº 1. 33001 Oviedo.
985202745. Fax 985223554.
http://www.foroasturias.es · sederegional@foroasturias.es
Aviso Legal
Contacto